“La moción de emergencia del peticionario Manuel Leonidas Duran-Ortega para una suspensión de deportación fue CONCEDIDA. La moción de emergencia para introducir un amicus brief de La Sociedad Americana de Editores de Noticias y otras organizaciones amicus también fue CONCEDIDA.”

La Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Onceavo Distrito

El siguiente es un resumen de la orden. Para leer una traducción de la orden completa, haga click aquí. Para leer la orden original (en ingles), haga click aquí.

En primer lugar, el Sr. Duran-Ortega ha demostrado firmemente que es probable que tenga éxito en el mérito de su argumento de que la Junta de Apelaciones de Inmigración (“BIA”) cometió un error al negar su moción para reabrir los trámites migratorios.

La Junta de Apelaciones de Inmigración debe dar “consideración razonable” a la solicitud y evidencia del peticionario. Esto incluye necesariamente “considerar cualquier prueba de las condiciones del país presentadas por el solicitante que se refiera materialmente a su reclamo”. Aunque la agencia tiene derecho a “confiar en gran medida en los informes del Departamento de Estado sobre un país”, no puede seleccionar información de los informes e ignorar información contradictoria presentada por el peticionario. Aquí, sin embargo, parece que el BIA pudo haber hecho precisamente eso.

El registro indica que el BIA pudo haber truncado incorrectamente su análisis de la moción del Sr. Duran-Ortega para reabrir al no considerar completamente toda la evidencia.

Creo que el Sr. Duran-Ortega ha hecho una demostración suficientemente fuerte de que BIA pudo haber cometido un error cuando negó su moción de reabrir.

En este caso, soy consciente de la probabilidad de que el Sr. Duran-Ortega sufra daños físicos si es trasladado a El Salvador mientras su apelación sigue pendiente. Antes de huir a los Estados Unidos, el Sr. Duran-Ortega trabajó como gerente de una estación de televisión e informó sobre la corrupción en el sistema legal y de justicia penal de El Salvador.

Durante su estadía en los Estados Unidos, el Sr. Duran-Ortega aumentó su visibilidad en la comunidad periodística por su cobertura de Inmigración y Control de Aduanas y actividades de aplicación de la ley. Dada su intención de continuar trabajando como periodista investigativo y anticorrupción, existe una gran posibilidad de que el Sr. Duran-Ortega se vea perjudicado si el gobierno lo lleva a El Salvador. Estoy de acuerdo con el Sr. Duran-Ortega en que esto es suficiente para mostrar una lesión irreparable.

No hay circunstancias aquí que aumenten el interés público ordinario en la remoción del Sr. Duran-Ortega. El registro no indica que el Sr. Duran-Ortega haya sido condenado por un delito y no hay pruebas de que haya abusado de los procesos que se le proporcionaron.

Debido a que el Sr. Duran-Ortega ha satisfecho adecuadamente los factores de Nken, estoy de acuerdo con mis colegas en que se justifica una suspensión mientras este Tribunal decide los méritos de su apelación.

Pin It on Pinterest

Share This