Manuel ha sido un preso de ICE en cuatro cárceles distintas, en dos estados, durante el último año y ha estado a punto de ser deportado dos veces. En enero, tuvo una corte de fianza que fue negada por un juez de inmigración. El motivo del juez para tomar esta decisión fue que no sentía la autoridad para aprobarla, aunque estaba de acuerdo con los argumentos de los abogados.

El 14 de Febrero, Manuel fue transferido de LaSalle ICE Processing Center en Jena, Louisiana a Etowah County Detention Center en Gadsden, Alabama. Un viaje que duró alrededor de 10 horas en un bus con asientos de metal y que Manuel hizo encadenado.

Etowah es una cárcel del condado que renta espacio a ICE y sus precios son de los más baratos del país. Es una cárcel de detención a largo plazo para hombres y alberga alrededor de 300 prisioneros de inmigración. Es descrita por abogados, defensores de derechos humanos y activistas como una de las peores instalaciones de ICE en los Estados Unidos. Los presos en esta cárcel permanecen a puerta cerrada todo el tiempo y han estado sin aire acondicionado por varias semanas desde que Manuel llegó a mediados de Febrero. Las porciones de comida son muy pequeñas y Manuel ha perdido mucho peso en los últimos meses. Se alimenta más que nada de lo que puede comprar con el dinero de la comisaria.

El 26 de Marzo, la Corte de Apelaciones del Onceavo Circuito otorgó la moción del gobierno para remitir el caso de Manuel a la Junta de Apelaciones de Inmigración. El BIA ahora debe reconsiderar la manera en que evaluó la evidencia de que periodistas como Manuel están siendo perseguidos en El Salvador, así como los demás reclamos de alivio. Esto significa que es probable que la espera de Manuel por una resolución se alargue.

El Lunes, Manuel presentó una demanda en contra de la policía de Memphis, el condado de Shelby y 8 personas a través de sus abogados en Memphis.

Hoy, representado por abogados del Southern Poverty Law Center y Adelante Alabama Workers Center, Manuel presentó una petición de hábeas en un tribunal federal de Alabama para solicitar su liberación del infame Etowah County Detention Center, argumentando que su detención de un año se ha vuelto tan excesiva y prolongada que viola la ley de inmigración y la Constitución de los Estados Unidos.

Aunque esta lucha no ha sido fácil, hubiera sido imposible sin el Southern Poverty Law Center y Latino Memphis. Los abogados en ambas organizaciones nunca han soltado la mano de Manuel. Esta experiencia ha sido larga y muy dolorosa para Manuel, para nuestra familia, y para mi. Ha sido un año de tortura continua desde el arresto a manos de la policía de Memphis, que no estaba respaldado por causa probable, y durante la detención maliciosa de ICE, que podría permitirle a Manuel volver a casa pero elige no hacerlo. Aún asi, me gustaría dejarlos con este mensaje. Nos lo debemos a nosotros mismos, a nuestras familias y vecinos, el no quedarnos callados. Tenemos la responsabilidad de contar nuestras historias y las historias de los que no pueden contarlas. Aunque duela. Porque no estamos solos y porque no podemos permitir que nuestras familias y vecinos sigan siendo tomados de nuestras vidas y encerrados en cárceles de ICE, en lugares remotos, sin que nadie diga nada.

Para terminar, quiero leerles un mensaje escrito por Manuel desde Etowah para esta noche.

“El 5 de abril se cumple un año desde que ICE me tomó en custodia y marca el aniversario del comienzo de mi lucha por no ser deportado. Un año separado de mi familia, mis amigos, conocidos, y de la comunidad a la cual me debo por mi trabajo como periodista. El 3 de abril de 2018 salí de casa como lo hacía todos los días, para cubrir una historia y trasladarla a la comunidad como parte de mi responsabilidad como reportero de noticias. Para mi sorpresa, fui arrestado por hacer mi trabajo. A partir de ese día, mi vida dió un giro dramático y comenzó esta mala experiencia que ha traído sufrimiento e incertidumbre consigo. A pesar de todo, se que Dios no me ha dejado de su mano y tengo la fe de que todo saldrá bien. Gracias a todos por sus buenos deseos y oraciones. Nos vemos pronto.”

Pin It on Pinterest

Share This